PROBLEMAS INFANTO - JUVENILES

 

La Psicología Infanto - Juvenil facilita el adecuado desarrollo de los niños y adolescentes a través de la descripción, explicación, predicción y modificación del comportamiento de los mismos.

Las dificultades que aparecen en estos momentos de la vida se relacionan con problemas de conducta (como la timidez, la rabieta o los celos). Dificultades en el ámbito escolar (miedo a los exámenes, obstáculos en el aprendizaje o acoso en el aula).

Trastornos del estado de ánimo derivados de situaciones concretas (separación de los padres, adopción o pérdida de un ser querido), dificultades para conciliar el sueño ( pesadillas y terrores nocturnos), falta de control de esfínteres (enuresis y encopresis) o Trastorno de Atención.

Los jóvenes generan señales de alerta cuando presentan trastornos en la conducta alimentaria, dificultades de adaptación social o con el grupo de iguales y problemas de autoestima o falta de seguridad en sí mismos.

El pronóstico de mejora en estas situaciones es satisfactorio si se sigue un Programa Psicológico eficaz y constante a la vez que un tratamiento farmacológico en aquellos casos que lo requieran.

Es común que se den episodios difíciles con los hijos en familias totalmente normalizadas.

Desde AbriendoZírculos se trabaja con padres e hijos para dar la orientación necesaria y tratar de encontrar una solución a las dificultades que se atraviesan de forma conjunta.